Meditación Llama Violeta


¿Qué es la llama Violeta?


La llama violeta proviene del rayo violeta y sus cualidades son la compasión, el perdón, la libertad y la transmutación.


El color violeta está asociado a la espiritualidad. Santos y adeptos de todas las épocas han usado el poder de la llama violeta. Pero quien lo hizo público fue el Maestro Saint Germain. Los maestros ascendidos son seres espirituales e iluminados que fueron humanos y que llegaron a la última encarnación, pagando todo su karma.


¿Qué sucede cuando activamos la llama violeta?


Esta llama cambia la energía negativa en positiva, la oscuridad en luz, el “destino” en oportunidad.


El pasado no lo podemos cambiar, pero si podemos cambiar sus efectos, transformar sus sensaciones y percepciones.


La llama violeta también borra el mal karma de nuestros errores pasados.


A nivel físico, puede sanar el cuerpo quitando el karma que nos hace vulnerables a la enfermedad. Aunque las causas reales estén enraizadas en el estado mental, espiritual y emocional.


¿Cómo funciona la llama violeta?


La llama violeta funciona cambiando las vibraciones. En física, la vibración es la velocidad de oscilación, la velocidad a la que algo se mueve hacia adelante y atrás. A nivel atómico, la vibración puede entenderse como la velocidad a la que los electrones giran alrededor del núcleo. La llama violeta cambia la vibración a este nivel.


¿Como podemos hacer contacto con la llama violeta?


Podemos sentarnos en algún lugar cómodo y tranquilo y visualizar como un rayo de luz blanca y dorada atraviesa nuestra coronilla y recorre toda nuestra columna vertebral llevando luz a cada extremidad y espacio de nuestro cuerpo físico.


Después esta luz se va a tornar de color violeta y podemos repetir esta oración:


Yo (Nombre completo) soy la llama violeta

En acción en mí ahora

Yo (Nombre completo) soy la llama violeta,

sólo me inclino ante la luz.

Yo (Nombre completo) soy la llama violeta,

en poderoso poder cósmico.

Yo (Nombre completo) soy la luz de Dios,

brillando a cada hora.

Yo (Nombre completo) Soy la llama violeta,

fulgurante como un sol.

Yo (Nombre completo) soy el poder sagrado de Dios,

liberando a cada uno.